Gaitas asturianas para EEUU

Gaitas asturianas para EEUU

La primera banda de gaitas asturiana de Estados Unidos suena en Nueva York durante la celebración de San Patricio

Imagen de martar
Marta Rodríguez

El ovetense  Carlos Casado Huerta (Oviedo, 1987) ha fundado la primera banda de gaitas asturiana de Estados Unidos, con sede en Nueva York. El Centro Español de Queens fue el escenario de su debut donde interpretaron “En Oviedo nun me caso” y “Les dancites” –esta última junto a la Banda de Gaitas de Corvera- ante unas 200 personas el pasado 14 de marzo. 

Taiwan, Japón, Argelia, Argentina, Estados Unidos, Cataluña y Asturias son las distintas procedencias de los integrantes del grupo. El director explica que "en Nueva York no hay mucho asturiano de segunda generación. Pero además, ¿Por qué la gaita asturiana tiene que ser tocada sólo por asturianos?” La idea de Casado era “representar a Asturies en un país donde no relacionan la gaita con la Península Ibérica y, si lo hacen, es con Galicia". Su objetivo es "tocar en Asturies y que estos nuevos gaiteros de medio mundo interpreten las melodías que pegan con los paisajes que sólo les pude enseñar en fotos”. Repertorio que prevén ampliar para que incluya no sólo piezas asturianas, sino también temas de otros países donde la gaita sea instrumento propio.

En los inicios de este proyecto, el gaitero y saxofonista, que fue miembro de la Banda Gaites Ciudad de Oviedo y de grupos como Fala Non Caduca,  contactó con el Centro Español de Queens para hacerse con seis gaitas, un tambor y un bombo que se adquirieron a la Banda Gaites de Corvera, pero además busca otros recursos a través de la organización de espichas que le permitan  obtener fondos para la compra de trajes tradicionales, incluso Casado bromea: “Aceptamos donaciones de trajes asturianos viejos”. 

La banda participará el próximo octubre en el reputado desfile de la Hispanidad de Manhattan, pero no es el único proyecto del ovetense en Nueva York, ya que desde 2014 participa como gaitero en Fuxida, un grupo creado con otros cinco músicos de Japón y Cataluña, que mezcla la música tradicional astur y la japonesa para crear una propuesta que navega entre el folk, el jazz, el pop y los ritmos latinos. En abril grabarán su primer disco y en mayo pasarán por Asturias para promocionar este grupo pionero.